Bienvenidos Datos, los Estábamos Esperando

El posteo del día de hoy, lo escribió Bruno Veich, a quien tuve el placer de conocer mientras terminaba su carrera en Gestión Deportiva de la UADE. El hoy colega, nos trae el apasionante tema de la aplicación de la ciencia de datos en el deporte, haciendo una analogía entre la película Moneyball (mi favorita) y el caso del Brentford F.C. de la Premier League.


Si sos amante del deporte y la gestión, este posteo no tiene desperdicio.



La tecnología y los avances tecnológicos ganan cada vez más terreno en nuestras vidas, al punto de estar omnipresentes y ,en algunos casos, ser considerados indispensables para nuestro día a día. Está claro que el deporte en su amplio espectro no está ajeno a dicha dependencia y son cada vez más las disciplinas, las federaciones y los atletas que las incorporan ,ya sea para lograr un incremento del rendimiento físico y mental o para reducir los márgenes de error e injusticias deportivas al mínimo.


Paradójicamente, es quizás el fútbol, el deporte más popular e importante a nivel mundial, el más reacio y opositor al ingreso e incorporación de la tecnología. Aún así son varios los que la ven como una oportunidad y entienden que su implementación les permite mejorar, evolucionar y obtener una ventaja sobre el resto.



Jaque al Paradigma de los Fichajes

Para todos los que les apasiona el deporte y las historias de personas que desafiaron al sistema, “Moneyball” es una cita obligada. Protagonizado por Brad Pitt, el film cuenta la historia de cómo Billy Beane, el Gerente General de una franquicia de béisbol (Oakland Athetics) y su ayudante, rompen todos los esquemas y con un presupuesto acotado, construyen un equipo ganador que compitió de igual a igual con los poderosos, aplicando un nuevo método de contratación, basado en fórmulas matemáticas, estadísticas y números. Lo que hoy conocemos como Big Data estaba llegando y se instauraba un nuevo paradigma.


Claro está que los cambios significativos que van en contra del sistema y ponen en jaque a muchos, son vistos con desconfianza, desagrado , algo que es de esperar ya que es parte del proceso de cambio y probablemente se castigue al que intenta llevarlo a cabo. “El primero en atravesar la pared siempre termina sangrando”. Sin embargo, hay algo que ni el más escéptico puede negar y es que por más fríos que parezcan, los números y las estadísticas no mienten.


Moneyball Llega al Fútbol

Lo que para muchos era una utopía llegó al fútbol. Utilizando un método muy similar al de Billy Beane, el Brentford F.C., equipo de la segunda división de Inglaterra, que disputa la EFL y pelea por el ascenso a la Premier League está siendo el pionero en implementar un sistema de contratación basándose en la Big Data. Impulsado por su Director Deportivo, Rasmus Ankersen, el Brentford dejó de lado a los ojeadores y los métodos convencionales, y para intentar competir contra las enormes fortunas de los clubes poderosos prefirió apostar por jugadores de menor renombre e infravalorados en el mercado, pero respaldados por los números y las estadísticas.

¿Cuántos millones y millones gastan los clubes en fichajes de jugadores sobrevaluados, cuyo rendimiento no esta ni cerca del valor que se paga por ellos? Y ,por el contrario, ¿cuántos jugadores se contratan por cifras insignificantes para terminar triunfando a lo grande? Tendremos que esperar para saber si la historia del Brentford F.C tiene un final feliz, si Ankersen es el nuevo Billy Beane y si el mundo del fútbol está dispuesto a adoptar los cambios. Lo que sí es un hecho es que este es un modelo propone un nuevo paradigma y que la Big Data llegó para quedarse. Estará en los gestores deportivos y dirigentes aplicarla y sacarle provecho o mirar el éxito ajeno.


“estás amenazando la manera en que se hacen las cosas y cuando eso pasa ,los que manejan las cosas se vuelven locos….los que no estén utilizando tu método son dinosaurios”

Lic. Bruno Veich



415 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo