Educación de Atletas: una responsabilidad compartida

¿Alguien sabe dónde se hace el curso para recibirse de atleta de alto rendimiento?

¿Qué conocimientos se debería tener? ¿Dónde se puede buscar información? ¿Quién debería proporcionarla? Estas son algunas preguntas que yo NO me hice en mi etapa de atleta, y muchas las fui incorporando a través de la experiencia como atleta y ocupando roles asociados a la gestión deportiva.

Cuando alguien inicia una carrera en el mundo del Alto Rendimiento, puede encontrarse con muchas incógnitas. Saber resolverlas es crítico para explotar al máximo las capacidades de cada uno.

Pero ¿Qué es la educación de atletas? ¿Quién es responsable de proveerla? ¿Qué temáticas son fundamentales? ¿Involucra al atleta únicamente o incluye al equipo y staff de la organización a la que representa?. Todas las preguntas son importantes y probablemente les empiecen a generar respuestas inmediatas.

Ser Un Atleta de Alto Rendimiento

Hoy no existe un formato genérico sobre cómo ser atletas, pero podemos enumerar las cosas que sería importante que el atleta conozca:

  • Cuidado personal (nutrición, descanso, prevención de lesiones, psicología, etc.)

  • Reglas del deporte

  • Ciclos deportivos de competencia (olimpiadas, paralimpiadas, o el movimiento u organización a la que pertenezca el atleta).

  • Reglas que rigen las competencias del deporte que realiza (nacionales e internacionales)

  • Reglamento que rige un evento multideportivo (nacional, si lo hay, y del evento)

  • Dopaje

  • Concepto de deporte seguro (prevención de diversos tipos de abusos)

  • Educación fuera del campo de juego (educación formal: escuela primaria y secundaria, universidad; importancia de aprender idiomas)

  • Manejo de redes sociales

  • Manejo de los medios (entrevistas dentro y fuera de los eventos deportivos)

  • Representación de atletas y canales de comunicación (a nivel nacional e internacional)

  • Conocimiento de la organización a la que pertenece el atleta a nivel nacional e internacional (federación nacional e internacional) y de la que gobierna el movimiento deportivo (IOC, IPC, Deaflympics, etc.)

  • Transición al retiro.

Educación Dentro y Fuera de la Cancha

Ahora pasemos a otros interrogantes.

¿Qué es la educación de atletas? ¿Quién debería proporcionarla? En mi opinión, la educación del atleta es un proceso que se inicia desde el comienzo de la carrera deportiva. Por supuesto no todos los temas antes mencionados se deben incorporar al mismo tiempo, dado que un atleta que se inicia debe pasar por diversas etapas, tales como las que se dan en la enseñanza donde cada edad tiene sus características.

Desde ya el cuidado personal es clave, las reglas del deporte y los eventos deportivos también. Entender que el deporte es seguro es necesario, y que la educación es importante también. Podríamos analizar cada punto y entenderíamos por qué todo debe ser incorporado. Y seguramente haya más cosas que hasta ahora no recordé o que todavía me falta reconocer.


Habiendo hecho este breve análisis inicial me pregunto, ¿es responsabilidad del atleta adquirir todo este conocimiento? Desde ya, creo que NO lo es únicamente. Si pensamos al atleta como parte de una organización (club, federación, selección nacional, etc.), ¿Quién deberían gestionar el proceso de educación? Es importante hacer un análisis de la población de atletas con los que tratamos en el día a día y los profesionales y su conocimiento. Es importante conocer las edades de nuestros aletas y el nivel deportivo en el que se encuentran, para plantear algunas temáticas.


Por otro lado, también tenemos que considerar quienes deberán ser responsables de realizar esas charlas “educativas”. Por ejemplo, tomemos algunos conceptos:

  • Reglas del deporte

  • Reglas que rigen las competencias del deporte que realiza (nacionales e internacionales)

  • Ciclos olímpicos/paralímpicos o los correspondientes a su deporte y movimiento.

  • Cuidado personal (nutrición, descanso, prevención de lesiones, psicología, etc.)

Los primeros tres los puede realizar un entrenador experimentado y son necesarios para atletas que se inician en el deporte y comienzan a competir. Estos conceptos los aplicarán durante toda su carrera deportiva. En el caso del cuidado personal, un entrenador puede tener conocimientos básicos, pero mejor sería que lo realice un médico, una nutricionista, un psicólogo, es decir el equipo interdisciplinario. En este último punto es importante también hacer partícipe a la familia, son fuertes formadores del deportista en edades tempranas.


Estudiar También es Importante

Un tema no menos importante es la educación fuera del campo de juego. Pero, ¿es responsabilidad de la organización? De alguna forma lo es.


No de bridarla específicamente, pero de asegurar que el atleta la vaya cumpliendo, acomodando su carrera como deportista a sus estudios. Esto definitivamente es bueno para su formación y aporta herramientas para aprovechar durante su carrera deportiva como para el momento de enfrentar la transición al retiro. Y es importante que el staff técnico entienda que el atleta debe formarse dentro y fuera del campo de juego apoyando ese camino. Y el estudio es fundamental sea cual sea el nivel deportivo en el que se encuentra el atleta.

Del Doping al Deporte Seguro

Hay otras temáticas que deben tratarse de una manera integral como lo es el doping. No es solo el atleta el que debe conocer que es el doping, cuáles son los cuidados, cuáles son los procesos, etc. Todo el equipo técnico y médico debe estar al tanto también dado que el doping es una responsabilidad de todos. En este punto, es fundamental siempre estar contar con la información vigente, dado que es dinámico y siempre hay actualizaciones (por ejemplo, la lista de sustancias prohibidas se actualiza de forma anual).

Los Medios y las Nuevas Formas de Exposición

Uno de los últimos temas que me gustaría destacar es el manejo de redes sociales y de los medios. Estos dos puntos son sumamente importantes que pueden beneficiar al atleta si son usados correctamente. En estos casos hasta incluso atletas con mayor experiencia pueden ayudar en estos aspectos. Es importante conocer la reglamentación sobre lo que está permitido hacer en redes sociales durante eventos multideportivos o bien que tipos de entrevistas podemos enfrentar y cómo manejarlas según el contexto en el que se encuentra el atleta (no es lo mismo una entrevista en vivo en la zona mixta durante un evento, a una entrevista programada que será luego editada).

El Entorno y los Stakeholders

Hasta ahora se entiende que son muchos los aspectos a considerar para poder empezar a armar un programa de educación que permita tener actualizados a los atletas. Y fácilmente podemos identificar que necesitaremos varios recursos. ¡Pero no hay que desesperarse! Esos recursos no necesariamente deben provenir de la organización. Es fundamental conocer el entorno y cuáles son las herramientas que existen y están disponibles. Solo para nombrar algunas posibilidades a nivel nacional puede haber herramientas provistas por los organismos gubernamentales del deporte (ej.: equipo interdisciplinario especializado en deporte), una Agencia Nacional Antidopaje (que puede hacer una capacitación para el equipo técnico y atletas), posibles recursos de educación formal adecuados a los atletas, convenios posibles con universidades, etc..


En cuanto a los recursos internacionales, es fundamental conocer todos los programas educativos, las oportunidades de capacitación y los materiales que ofrecen las entidades internacionales (IOC/IPC, federaciones internacionales, organismos deportivos regionales, la WADA, etc.). Acá es importante resaltar la función de quienes son parte de la organización deportiva que debería ser contenedora de la formación de este atleta en presente y futuro.


Es importante analizar el rol de cada colaborador dentro de la organización y asignar las responsabilidades vinculadas al programa acorde a cada una de sus funciones o bien, unificar cada aspecto del programa en un solo departamento o persona, quien al menos deberá monitorear que el programa se cumpla. Incluso, ambas opciones pueden coexistir, o quizá haya otra solución que hasta ahora no consideré.


En conclusión, es posible armar un programa de educación enfocado en los atletas con colaboración de todo el equipo, sin necesariamente contar con recursos propios sino colaborativamente con las entidades nacionales e internacionales, y los distintos actores que componen este mundo. Sin los atletas, la organización deportiva no tendría sentido, y ellos (nosotros) deben formarse para ser los mejores, para el deporte, y para la vida.


52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo