El Pasante de Moda en el Deporte

En este #ViernesDeRecomendaciones voy a hablarles del "Pasante de Moda", una película, disponible en las plataformas de Streaming para que la disfruten este fin de semana. Si la vieron, espero que después de este posteo la miren con otros ojos.


¿Qué tiene que ver el "Pasante de Moda" con la industria deportiva?


Esta película reúne los conceptos que hemos visto en posteos previos, en ella podremos observar como el Mal de Gollum atraviesa a la organización, la importancia de la cultura organizacional, de la experiencia y también de escuchar a la gente que no piensa como uno. Además, nos servirá para introducirnos a un nuevo concepto que veremos en el posteo del lunes: La Paradoja de Icaro.


¡Lean tranquilos, no hay riesgo de spoiler!


La Cultura de las Organizaciones Deportivas

La película nos enseña la importancia del compromiso dentro de una organización y cómo se se festejan los triunfos, cuando los objetivos personales coinciden con los de la institución en la que trabajamos. Este clima organizacional positivo donde todos están comprometidos es a lo que nos referíamos en el posteo “Que el enemigo no vista como tú”.


Esta organización en particular fomenta la diversidad y ese es el primer paso para generar un clima de innovación y creatividad. Cuando rompemos las barreras de los prejuicios y la inseguridad, nos rodeamos de gente distinta, con otras formaciones y experiencias que aportarán una visión complementaria a la organización. De esta forma, tal y como nos planteaba Duncan Wardle en el posteo “Eres creativo”, lograremos generar un clima en el que la generación de nuevas ideas sea natural.


Elije un jefe, no un trabajo

Anne Hathaway, tal como nos cuentan Guardiola y Trueba en “El vestuario no te deja volver a entrar” encuentra en el trabajo su motor de vida, hace lo que realmente le apasiona y eso se ve reflejado en todas sus decisiones.


No todo el mundo tiene el privilegio de trabajar con sus modelos a seguir, pero si tenés esa oportunidad, aferrate. En mi carrera he tenido la suerte de trabajar con distintos tipos de jefes y dos de ellos fueron mis grandes mentores. El denominador común es que, al igual que Anne Hathaway, se tomaban el tiempo de apreciar cuando un trabajo estaba bien hecho y te empujaban para que seas mejor todos los días.


Un buen jefe valora la experiencia, entendiéndose esta como el tiempo en el trabajo, pero también en la “vida real”. Escucha las opiniones distintas porque confía en su equipo. Esto nos enseña la película, esto nos enseña la vida: “elije un jefe, no un trabajo.”


El éxito puede ser tu final

Pero no todo es positivo, la película también nos muestra cómo el miedo al cambio puede paralizar la organización y podemos observar en primera persona un ejemplo del primer posteo de The Sports Coffice “El Mal de Gollum…”. La protagonista no logra desligarse de su función de fundadora de la organización y no termina de adaptarse a los nuevos requerimientos que el mercado le está exigiendo. En su estilo de liderazgo apasionado comete errores en la gestión de su tiempo, en la delegación de funciones y recurre excesivamente al micromanagement.


La película, por último, nos introduce al tema de nuestro próximo posteo, “La Paradoja de Ícaro” cuando empezamos a entender que el propio éxito de la organización, puede ser lo que te lleve al fracaso rápidamente.



162 vistas0 comentarios

©2020 por The Sports Coffice.