La Voz de los Deportistas

El deporte existe por y para los atletas, punto. Sin ellos, no habría aficionados, equipos, ni ligas. No debemos olvidar nunca que los deportistas son personas.


Hoy hablaremos de los atletas, su voz y su incidencia en la gestión deportiva.


La Voz en el Deporte

Desde que el deporte es deporte, los atletas son considerados héroes. Sus acciones inspiran dentro y fuera de los terrenos de juego. El poder de sus acciones es tal que puede frenar guerras, unir países, hacernos olvidar de nuestros problemas y motivarnos a tratar de ser como ellos.


Los gestores deportivos y los dirigentes somos conscientes de lo que los deportistas generan y lo aprovechamos. En el profesionalismo, los atletas generalmente son el mayor activo de las organizaciones. Sino, miremos el reciente caso Messi y cómo impacto tanto en el Barcelona como en toda LaLiga. Ahora bien, los y la deportistas amateur también son el principal activo del deporte.


Sin deportistas no hay deporte.


A los profesionales les pedimos que se saquen fotos, firmen camisetas, hablen con la prensa, participen en exhibiciones y sonrían. Pero cuidado con tener voz, cuidado con perder la compostura, cuidado con opinar distinto y mucho cuidado con opinar sobre política o conflictos sociales.

El Poder de los Deportistas

A los deportistas amateurs también les pedimos cosas. Incluso se podría decir que les exigimos más que a los que tienen la fortuna de vivir del deporte. Entrenar mientras tenés otros trabajos no es sencillo. Sería imposible enumerar los desembolsos de dinero a lo largo de la carrera deportiva que familiares y atletas hacen.


Estos también se convierten en referentes, son los embajadores de los clubes y selecciones nacionales. Sus logros deportivos y su comportamiento fuera del terreno invitarán a que más niños y niñas accedan al deporte.


Sin embargo, al igual que con los profesionales, esperamos que no opinen de ciertos temas. Que no tengan voz. ¿Por qué?


Como ya hemos hablado en anteriores posteos, cada uno tiene su lugar, es cierto. La ley de nicho lo plantea. Sin embargo, también hemos planteado que debemos aceptar el feedback de todos los actores para poder tomar decisiones acertadas.


¿Qué mejor entonces que escuchar la opinión de los que hacen que las cosas pasen?


105 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo